Habitar la creatividad: entrevista exclusiva a Silvia Aranza

De familia de peluqueros y rodeada de arte, Silvia Aranza supo de joven que esta era su pasión. Luego de formarse en las mejores academias de estilismo inglesas, como Sassoon y TONI&GUY, volvió a su Azul natal para convertirse en uno de los mayores referentes de la peluquería argentina. Hoy en día, su trayectoria habla por sí sola.   

En MODAlité y el mundo, los tiempos particulares que hemos pasado nos han forzado a ser creativos y buscar nuevas maneras de comunicarnos. Esta entrevista no fue hecha siguiendo un método tradicional, pero sí, en palabras de Silvia, “fantástico”. Intercambiamos audios con la renombrada estilista y hablamos de la creatividad en la incertidumbre, los cambios en la profesión, la familia y mucho más.

Un negocio familiar
Modalité: Has hablado de cómo creciste en una familia de estilistas. ¿Cuál es el recuerdo más significativo que tenés de aquellos tiempos?

Silvia: Recuerdo el día que me planté delante de mi mamá y le dije que quería ser peluquera. Que no iba a ir a la universidad sino que había tomado la decisión de seguir con la pelu. Otro recuerdo es la inauguración del local que construyeron (sus padres) y que es como un templo. Verdaderamente lo siento así. Es mi recinto, mi lugar, mi espacio y el de todos los míos.

Formación e inspiración cosmopolita
M.: Tu formación incluye escuelas inglesas de los años 80 además de genios como Vidal Sassoon. ¿De qué manera todas estas figuras se hacen presentes en tu visión estética? 

S.: Ellos me formaron como lo hicieron con miles de peluqueros. Los años 80 fueron unos de muchísimo cambio en todo el mundo y en el ambiente del estilismo: se estaban transitando las primeras transformaciones importantes de la mano de la peluquería inglesa. Al descubrir esto, esa fue mi elección y mi camino a seguir. Y fue, sin duda, lo que me dio identidad. 

La creatividad y la pandemia 
M.: ¿Cómo fue el proceso creativo de la nueva colección? 

S.: HABITAR fue una colección que nace de la necesidad de habitar nuestro propio espacio en tiempos de pandemia. En tiempos en los que nos sentimos encerrados, agobiados y presos de una situación inusitada e impensada. No quería detenerme, no quería dejar que la pandemia se apoderara tanto de mí hasta el punto de ponerme un freno en mi espíritu creativo. Ahí surgió la necesidad de trabajar con un fotógrafo local, de buscar un espacio físico en las cercanías donde todo fuera accesible y me pudiera mover en un espacio cómodo.
HABITAR es eso: habitar nuestro propio lugar, nuestro propio espacio y saber que también desde ese lugar podemos expresarnos.

Leé la entrevista completa
en la edición MODAlité #203

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Más notas