Un flequillo para cada rostro

Hay un flequillo para cada cara y una cara para cada flequillo. Aquí, 9 opciones de flequillos según la forma de la cara porque, sin dudar, es tan importante que el flequillo puede cambiar la cara por completo.

  1. Flequillo abierto. Con volumen lateral

Ideal para frentes largas. Su nacimiento es alto y cubre gran parte de la frente. Además concentra la atención de las sienes hacia abajo debido al volumen. Eso desvía el foco de atención sobre la frente.

  1. Flequillo punk

Va a la mitad de la frente. ¿A quién le queda bien? A quienes tengan frente pequeña ya que al dejar una parte descubierta crea la ilusión de mayor longitud.

  1. Flequillo Escalonado

Va de menor a mayor a medida que se desplaza hacia el exterior del rostro. Es ideal para las que tienen una cara que se ensancha en la mitad inferior ya que equilibra las proporciones.

  1. Flequillo Asimétrico

Aporta sensación de movimiento gracias al corte desigual. Además, crea volumen en la zona superior del rostro. Es perfecto para las que tienen mandíbula ancha ya que no hay mejor manera de compensarla.

  1. Flequillo Extra Largo

Ideal para indecisas que no saben si cortarse el flequillo o no. Pero, además, es genial para quien tiene el rostro excesivamente horizontal y corto ya que logra compensar con una sensación de verticalidad.

  1. Flequillo Abierto

Especial para rostros redondos. Al crear líneas más duras, aportan la personalidad y la definición que necesitan.

  1. Flequillo en forma de ‘V’ invertida

Perfecto para las que tienen un rostro pequeño y tienen miedo de que el flequillo se «coma» el protagonismo de sus rasgos. En la frente llega por encima de los ojos y crece en los laterales de la cara, para poder lucirlo sin que reclame excesivo protagonismo.

  1. Flequillo abierto en las sienes

Es un flequillo para un rostro es excesivamente alargado y delgado. Al mostar piel en las zonas laterales se crea la ilusión de una cara más voluminosa.

  1. Flequillo por debajo de las cejas

Es el flequillo ideal para las frentes anchas. Puede tener la longitud que se deseé, incluso hasta si llega a cubrir ligeramente la mirada.

¡Ningún comentario aún!

¡Publicar comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*