Make up de verano

Se viene el verano y Modalité te acerca las últimas tendencias para lucir el mejor maquillaje.

El make no make up se impone como base del rostro para hacer contraste con brillos y metalizados tanto en ojos y labios. La mirada es protagonista al jugar con colores intensos y delineados marcados.

Ojos:
Los smoky eyes nunca pasan de moda y el brillo llega para contrastar una mirada difuminada. Los ojos gloss le dan una textura húmeda a los párpados, las sombras doradas, plateadas y bronce logran una fusión perfecta con esta tendencia que continúa para el verano 2019.
El glitter es una opción para dar una terminación brillante y luminosa al smoky eye. La clave está en realizar el esfumado y aplicar glitter en el párpado móvil con una brocha de sombras que se fusione con la sombra.
El color block en diferentes colores como rojos y naranjas, azules y verdes y hasta amarillos, dan intensidad a la mirada. La clave está en utilizar sombras bien compactas y no difuminar la sombra.
En cuanto a los delineados se vienen super marcados y las opciones son variadas. El glitter también es una novedad en el trazo delineado, al tiempo se imponen también colores azules, amarillos y rosas vibrantes.
En cuanto a las formas, el eyeliner puede ser protagonista: doble-delineados, estilos geométricos se imponen para dar un look diferente.


Naturalidad
El maquillaje y el rubor no deben ser exagerados. Los tonos satinados o bronces van a tono con la moda verianiega, aunque también se imponen tonos rojos y naranjas en la sien para dar un toque especial y más jugado.
En cuanto a los labios el gloss siempre es la opción para lucirlos húmedos y voluminosos. Sin embargo, en esta temporada, también se viene el glitter y los tonos metalizados para jugar con los contrastes del resto del make up.

Cada uña se transforma en una pequeña pecera al rellenar el medio de dos capas acrílicas de líquido o bien utilizando una uña acrílica hueca con canutillos, glitter, purpurina, cristales o cualquier aplique. Los diseños son de los más variados y pueden encontrarse estilos recargados y excéntricos hasta sutiles y elegantes.
En primer lugar hay que distinguir entre las distintas técnicas de uñas postizas que existen en el mercado de la manicuría premium: gel, porcelana y acrílico. En este caso, para lograr un verdadero movimiento que imite a la hipnosis que causa observar un globo de nieve, las apropiadas son las acrílicas. Resultan más duraderas –pueden perdurar hasta 6 meses- y fuertes para poder encapsular la magia del aquanail. Sin embargo siempre es preciso asegurarse el perfecto estado de la uña natural ya que el tratamiento del acrílico sella por completo la superficie de la misma.
El movimiento que se genera al interior de la pecera no es una ilusión, no obstante para lograr que éste luzca más simpático, se aconseja utilizar aceite de bebé. Además, también es más perdurable ya que el agua se evapora más rápidamente. Las infinitas decoraciones posibles dependerán de la elección personal. Un diseño extravagante y recargado puede ser parte de un lookeado festivo. Sin embargo, también se puede jugar con esta técnica, llevándola solamente en el dedo anular, como se estila en nail art y así poder esta novedosa técnica de forma más sutil.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Más notas