139 días después: juntos otra vez

La espera fue inmensa y los sentimientos, una montaña rusa sin fin. Ya es tiempo de volver, precavidos pero de nuevo a ejercer la amada profesión.

Este 29 de julio, Luego de 4 meses y con el protocolo aprobado, las peluquerías bonaerenses pueden volver a abrir sus puertas. Está muy claro que fueron tiempos duros para el sector, tiempos donde hubo que ser estratégico y buscar la forma de salir adelante. A la fecha, los que han podido, se encuentran en plena adaptación del salón para amoldarse a la nueva normalidad.

Las extensas conversaciones de peluquero y cliente ahora deberán ser por medios digitales ya que, en plena acción de trabajo, existen indicaciones estrictas para que las peluquerías puedan recibirlos.

Según el protocolo aprobado por la el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, las principales condiciones son las siguientes:

  • Sistema de turnos: los clientes podrán atenderse únicamente con cita previa y las salas de espera serán cosa del pasado. También sólo podrán hacerse un trabajo a la vez; ya no se podrá, por ejemplo, realizar tintura y manos a la vez. La franja horaria de atención irá desde las 11hs hasta las 21hs.
  • Uno para cada uno: los clientes sólo podrán ser atendidos por una persona. Y procurar una distancia de 15mts cuadrados entre cada par de cliente-estilista. A su vez, cada peluquero deberá contar con sus propias herramientas de trabajo, sin posibilidad de compartirlas con otro colega en el salón.
  • ¡Siempre con tapabocas!: este será indispensable para atender y ser atendido dentro del salón. Con perfecta cobertura de nariz, boca y mentón.
  • Transporte privado: el protocolo dispone que el empleador deberá procurar que los empleados puedan llegar al salón sin la utilización del transporte público.
  • Manos limpias a toda hora: al ingresar a la peluquería, después de manipular basura o alimentos, luego de tocar superficies públicas (mostrador, manijas, dinero, tarjetas, etc.) y cuando se use el baño. Lo ideal es lavarse con agua y jabón de 40 a 60 segundos pero, de no ser posible en el momento, puede utilizarse soluciones a base de alcohol.
  • Cuidados del espacio de trabajo: ventilación constante y limpieza de superficies con lavandina o alcohol antes y después de atender. Además de dejar a disposición de los estilistas los kits de desinfección húmeda y de Elementos de Protección Personal.

¿Y los centros de estética con manicura y depilación?

Las reglas de higiene de manos, desinfección de los espacios y de herramientas, turnos y la protección personal, son las mismas. Sin embargo, se han agregado puntos específicos para cada área:

Depilación
  • Un box por profesional: cada uno deberá tener asignado el propio por día.
  • Camillas desinfectadas: si su uso es necesario, deberá usarse un cubre camillas para facilitar la higienización con soluciones de alcohol al 70% antes de cada sesión.
  • Depilación de rostro: en este caso, deberá utilizarse una mampara divisoria acrílica o afines para separar al personal del cliente.
Manicura
  • Los pies también: al igual que las manos, de realizarse un trabajo de pies, el cliente deberá higienizarlos antes de empezar.
  • Box de por medio: así será la disposición de los espacios de atención dentro del salón, procurando una distancia mínima de 5mts entre los pares de clientes-profesionales.
  • División entre cliente-profesional: la separación de ambos mediante un material transparente dispuesto por el salón para que sólo se permita el contacto con las manos.

¡Ningún comentario aún!

¡Publicar comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*