Hi, oh silver

Lejos de ser un llanero solitario, el plateado o silver sigue ganando cabezas y persiste más que como una tendencia o moda, como toda una declaración de principios.

En el medio de ese ghosted hair o pelo fantasma de las abuelas y del platinado brillante de las grandes divas, el silver o plateado gana en tonalidades metalizadas que harán que la luz juegue en los cabellos.

No es una coloración completa ni uniforme sino un mix donde las diferentes tonalidades de plateado se cruzan con los rubios platinos y hacen algo único.

No es simple

Como en todo, siempre hay una noticia no muy buena que, por suerte, en este caso no llegar a ser mala. Lograr el tono silver no es fácil y requiere de tiempo y alta técnica de peluquería. Aquí, los puntos claves:

  1. ¿Qué nivel de aclaración es ideal para lograr un tono silver?

Para obtener una tonalidad silver, la base de aclaración ideal es de 9 o 10. Estos niveles de decoloración se consiguen con cabello virgen o teñidos en rubios de altura 8 o 9.

  1. ¿Puede realizarse una tono silver en un cabello que fue teñido de negro u otros tonos oscuros?

En estos cabellos es casi imposible llegar al último paso de aclaración. Y si ese cabello ha sido sometido a coloraciones oscuras en más de una oportunidad, prácticamente es imposible intentar llegar a un silver.

  1. ¿Cómo se hace para obtener una coloración silver en cabellos teñidos de rojo?

En este tipo de cabelleras se da algo particular ya que a pesar de que el color se lava  mucho y muy rápido, los pigmentos se adhieren de tal forma a la corteza, que es prácticamente imposible eliminarlos por completo con una extracción de color o con cualquier otro método.

  1. ¿En qué condiciones mínimas debe estar el cabello para recibir una coloración plata?

Si el cabello está maltratado o o sufrió procedimientos químicos constantes por antiguas decoloraciones es muy difícil obtener un cabello plata o gris ya que se encontrará resistencia a la abosorción del color y, al miesmo tiempo, el pelo tenderá a partirse incluso antes de aclarar.

Todo es muy diferente cuando el cabello es sano. Aún cuando esté teñido.

  1. ¿Por qué se obtienen malos resultados?

Todo colorista sabe que aplicar el tinte o mezcla de tintes también es todo un arte. En muchas ocasiones se puede aplicar sobre un cabello ligeramente húmedo, lo que permite que la oxidación del color sea lenta y que en 10 o 15 minutos se pueda ver el color gris. Esto el colorista lo hace cuando quiere un tono silver más luminoso y platino ya que la humedad funciona como un filtro que evita que el color se profundice demasiado.

En cambio, en una aplicación en seco, se logra un tono más profundo, más gris porque se permite que el color oxide más rápido y obtenga colores más profundos. Estos tonos son de los más pedidos en los salones.

  1. ¿Cuáles son los errores más comunes al aplicar un tono silver?

Decoloración incorrecta

En primer lugar, cuando no se realiza la decoloración correcta. Cuando se aplica la tintura sobre una decoloración no muy alta, se suele compensar con peróxidos de 30 o 40 volúmenes con lo que se espera obtener el color.

La idea es que va a aclarar y depositar el color al mismo tiempo. Pero esto es imposible porque o se aclara o se deposita color. Por lo tanto, al usar peróxidos altos, lo único que se logra es sobre procesar el cabello y que no se note el color. Solo se aclara ligeramente.

Alternativas de color con otros tonos.

Es importante que el salón cuenta con variedad de stock para reforzar, neutralizar o enriquecer las coloraciones con tonos rubios nacarados, rubios cenizos e incluso cenizos dorados (verdosos) ya que, al combinarse, neutralizan mejor los visos no deseados como los amarillos y en algunos casos los naranjas.

No usar colores de diferentes marcas

Cada marca tiene una forma de uso concreta, así que al combinarlas, por lo genetral, no se sigue la fórmula correcta en cantidades de peróxido. Esto provoca resultados inesperados.

El tiempo de pose

Sobrepasar el tiempo de pose. Se suele pensar que entre más tiempo se deja un tinte, queda mejor. Pero, por el contrario, lo que sucede es que el color se profundiza, oscureciéndose. Además, deshidrata el cabello y en ocasiones puede irritar el cuero cabelludo.

Como se ve, el tono silver o plateado está lejos de ser pasado y hoy está más presente que nunca.

¡Ningún comentario aún!

¡Publicar comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*