Existe una peluquería de barro y está en Argentina. Más precisamente en Allen, provincia de Neuquén. Se llama Orangees la creación conjunta de Martín Carbonell y Tatiana Kolos. Los dos forman una pareja de peluqueros que comenzaron esta historia un día en que decidieron hacer un taller de construcción
con barro.
Orange combina lo más ancestral como es el barro con aparatología de última generación. La construcción fue hecha por Tatiana y Martín y algunos amigos que dieron una mano. Lo único que delegaron en un tercero fue la construcción de la carpeta del piso que estuvo a cargo de un albañil.
¿Cuánto costó?
El costo aproximado de la obra fue de 5.000 dólares invertidos para la compra de algunos materiales que no se consiguen de deshecho, es decir: postes, las chapas ecológicas del techo o la puerta de ingreso de hierro.
¿Qué impresión les causa a las personas que entran a atenderse saber que están en un entorno de barro? A muchos los inquieta porque no están acostumbrados pero, al poco tiempo, cuando se habituán a la atmósfera y a la luz del lugar se dejan llevar por la curiosidad y empiezan a tocar las paredes y hacen las mismas mil preguntas que nos hacíamos nosotros cuando empezamos con todo esto.

¡Ningún comentario aún!

¡Publicar comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*