Cómo cuidar la piel en tiempos de barbijo

En pieles sanas los barbijos pueden provocar irritaciones. Ya sea por presión o fricción sobre la nariz, las mejillas y la región posterior de las orejas. Estos factores irritativos podrían llegar a convertirse en facilitadores de infecciones agregadas.

¿Por qué? Porque las zonas de piel cubiertas por el barbijo presentan siempre un microambiente de mayor humedad, causado por la mezcla del sudor y el vapor del aliento exhalado.

Esto dilata los poros que son invadidos por microorganismos que encuentran un sitio seguro para reproducirse en su interior, lo que genera una respuesta de defensa por parte del sistema inmunológico cutáneo. Es cuando aparecen los enrojecimientos, las asperezas, la picazón o el ardor.

Tips profesionales para el gabinete

Antes de colocarse el barbijo

Lavar con syndet el área de piel que permanecerá cubierta. Enjuagar con agua a temperatura ambiente.

Aplicar toques con agua termal.

Si la piel queda tirante, es posible utilizar una emulsión “oil free” que tiene más componentes acuosos que aceitosos.

Cubrir las zonas de presión y fricción del barbijo, como es el caso de la nariz, los pómulos o detrás de las orejas, con alguna crema de “tipo barrera”.

Aconsejar que se cubran las zonas de presión y fricción del barbijo con alguna crema de “tipo barrera”.

Al quitarse el barbijo

Se debe realizar una limpieza de la piel que estaba cubierta. Si se usa algún maquillaje, se debe retirar con la ayuda de un limpiador suave y sin frotar, como es el caso del agua micelar, y si es posible, que contenga principios activos descongestivos y purificantes.

Usar un producto de limpieza que respete el PH de la piel, con la finalidad de no afectar la permeabilidad de las capas superiores de la misma. Para ello se puede lavar con un syndet que es un limpiador que no posee tensioactivos agresivos ni irritantes.

Para terminar se deben hacer toques con agua termal a manera de tónico, ya que además de ayuda a cerrar los poros, tiene efectos anticongestivos y antiinflamatorios.

Puede ser que el cliente o clienta llegue al gabinete con patologías previas en la piel. Las más comunes, entre ellas, es la rosácea, el acné o la dermatitis seborreica.Allí, por supuesto, debe aplicarse el principio activo según las indicaciones médicas de su dermatólogo. Y en caso de no tenerlas, sugerirle que haga una consulta.

IMPORTANTE

Mientras no exista una vacuna apropiada y efectiva para la prevención del coronavirus, el uso de máscaras, barbijos, lavado frecuente de manos, alcohol en gel y distancia social, son las únicas alternativas de prevención que todos debemos usar.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Más notas