Jesús Salazar, barbero de raza

Jesús Salazar es capaz de dibujar con un corte de pelo la imagen de Jesús en la nuca de un cliente. Barbero de raza, vivió más de la mitad de su vida entre pelos. Hoy, con sólo 23 años  su carrera de barbero dejó de ser promesa para ser un verdadero caso de éxito.

Líder en educación de Andis Argentina, Jesús creció y se hizo barbero en España; instaló su primera barbería en Perú para luego volver a su Argentina natal donde es una revelación en materia educativa. Sus seminarios, que convocan a muchísimos barberos, son una prueba de ello.

Barbería clandestina

«Antes, este estilo de barbería se veía más clandestina pero la llegada de máquinas de excelencia hizo que evolucionemos«, dice en su salón ubicado en Ayacucho y Rivadavia, en Congreso,  ciudad de Buenos Aires.  

Navaja Urbana

Aunque su salón se llame «Navaja Urbana», lo cierto es que Jesús Salazar es un verdadero mago de las máquinas.  «Hoy tenemos máquinas que tienen motor rotativo; con motor magnético con revoluciones potentes y, por supuesto, máquinas inalámbricas», se entusiasma.

Pero, Salazar es un mago al que le apasiona contar sus trucos porque está convencido de que «para aprender a cortar, solo basta con comprarse una máquina pero para ser barbero, hay que formarse, hay que tener técnica, hay que saber qué es lo que estás haciendo».

DESTACADOS

Líder en educación de Andis Argentina, Jesús Salazar se hizo barbero en España; instaló su primera barbería en Perú y hoy es una revelación educativa en su Argentina natal.

«para aprender a cortar solo basta con comprarse una máquina pero para ser barbero, hay que formarse y tener técnica» (Jesús Salazar)

¡Ningún comentario aún!

¡Publicar comentario!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*