Coloración: Cinco técnicas esenciales

Tanto por el avance técnico como por las innovaciones en la cosmética las técnicas de coloración se han multiplicado.

Hay coloraciones semipermanentes como otras variantes contemporáneas. Pero lo cierto es que, en esencia, la mayor demanda en el salón se concentra en cinco técnicas que no por ser de las más nombradas son de las más conocidas. Aquí, una breve síntesis de cada una de ellas.

1. Balayage (o mechas californianas)
Se trata de una de las técnicas de mayor uso. Su nombre proviene del francés y significa barrer o pintar. Tiene como objetivo imitar los reflejos de la luz del sol en el cabello. Para su realización se blanquea o aplica el color sólo sobre la superficie del cabello a mano libre. El resultado debe ser unos reflejos suaves muy naturales que se mezclan fácilmente a medida que crece el cabello. Una de sus ventajas es que no requiere cuidados excesivos.

2. Ombré
El nombre significa pasar de la luz a la oscuridad y justo ese es el efecto que se logra en el cabello. La idea es que la parte superior cuente con tonos oscuros, incluso del color natural del cabello, hasta llegar a las puntas con un tono mucho más claro en un degradado perfecto. Esta técnica permite enfatizar ciertas zonas del rostro según la altura de los tonos que se utilice.

3. Highlights o iluminaciones
Tal vez una de las técnicas más populares desde hace muchos años. Las luces se emulan al darle color a secciones del cabello con tonos más claros que el natural. Esto conlleva como efecto el acentuar o adelgazar la cara. Por lo general, esta técnica se realiza con papel aluminio o bien la técnica balayage para lograr este efecto.

4. Lowlights
Se puede decir que es lo opuesto a la técnica del highlights. Consiste en dar color secciones del cabello con un tono más oscuro que el natural. Este tipo de coloración agrega profundidad y dimensión al cabello. Esto hace que se vea sólido y, por eso mismo, con mayor volumen.

5. Babylights
Las babylights son reflejos rubios muy pequeños que imitan la apariencia del color del cabello de la infancia bajo las luces del sol. Está técnica es una de las más difíciles porque se debe lograr que esos colores resalten de un modo que no se detecte de que hay coloración no natural. Es una técnica ideal para dar algo de luminosidad y dimensión al cabello. Esto lo mantiene con un aspecto totalmente natural.

Desde ya que no son las técnicas básicas sino cinco de las más demandadas en el salón, sobre todo durante la primavera y el verano.

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Más notas